Síntesis de la Historia, Cultura y la Actualidad de los Alemanes del Volga y descendientes

 
 
  • De su Denominación: Los Alemanes del Volga y sus descendientes constituyen una importante corriente inmigratoria que se origina a mediados del siglo XVIII con la instalación de un grupo de alemanes a orillas del río Volga, en Rusia, invitados especialmente por la zarina Catalina II, la Grande, (de sangre alemana) para colonizar las provincias rusas de Saratov y Samara, al sur de dicho gran río. Este hecho marcó profundamente a estos alemanes de otros grupos germánicos que colonizaron otras zonas de Rusia (Alemanes del Mar Negro, Wolinia, etc.)

 

  • De su Historia: Las guerras y los profundos desencuentros ocurridos durante la primera mitad del siglo XVIII en Europa trajo como consecuencia la pobreza y miseria generalizada sobre todo en la población más humilde. Mediante dos manifiestos, la zarina Catalina II invita a colonizar el sur de Rusia en el año 1763. Varios miles de alemanes aceptaron las promesas incluidas en ese manifiesto que incluían derechos y ventajas importantes con respecto a su vida social y religiosa, excepción de impuestos y servicio militar por el término de cien años. Así, entre los años 1764 y 1767 llegaron varios miles de alemanes a la zona de Saratov instalándose en la orilla oeste, la Bergseite, es decir el lado alto, en contraposición a la Wiesenseite que es la orilla este, llana, que fue colonizada pocos años después.

Los inicios fueron difíciles, no sólo por el incumplimiento de las promesas de Catalina II sino también por las inundaciones y sobre todo por la invasión continua de tribus nómades de kirguizios y calmucos que cometieron toda clase de tropelías, llevando prisioneros a los hombres jóvenes a los mercados de esclavos de Bujara, en Oriente. Posteriormente, llegaron a tener un pasar aceptable fruto de su constante trabajo y esfuerzo sostenido, constituyendo la agricultura la única actividad permitida por las autoridades rusas. En poco tiempo las inhóspitas estepas fueron convertidas en verdaderos vergeles.

En cumplimiento de los cien años de la oferta inicial, la influencia negativa de los germanófobos que nunca faltaron en las cortes rusas, la pérdida de los derechos originales, la rusificación generalizada y la falta de nuevas tierras para los numerosos hijos, después de varias generaciones, hicieron que muchos de ellos emigraran en busca de mejores condiciones para sus hijos.

Los nuevos destinos en América fueron Estados Unidos, Canadá, Brasil y providencialmente, la Argentina. En el año 1878, a principios de enero, llegó un pequeño grupo desde Brasil, donde se había instalado previamente, y otro grupo más numeroso que arribó por barco desde Alemania. El primer grupo se dirigió al sur de la provincia de Buenos Aires, fundando la colonia madre de Hinojo. El segundo grupo se instaló en el departamento de Diamante de la provincia de Entre Ríos donde fundan las cinco primeras aldeas. Tras los inconvenientes iniciales, producidos sobre todo por la falta de experiencia en colonizaciones organizadas y otra vez con mucho empeño y trabajo sostenido adelantan rápidamente en calidad de vida, fundando gran cantidad de colonias hijas en toda la provincia de Entre Ríos, en el sur de la provincia de Buenos Aires y en la provincia de La Pampa. De esta zona parten hacia el impenetrable Chaco en la década del '30, buscando nuevos horizontes para superar la enorme crisis de esos años.

Hoy se los encuentra en todo el país, profundamente insertados en la comunidad nacional, contando con personalidades en todos los ámbitos de la sociedad.

  • De su Cultura: Insertados en los pliegues de la riquísima cultura germánica, los Alemanes del Volga ostentan rasgos culturales propios surgidos de su largo caminar y de su relación con innumerables pueblos con los que han dialogado profundamente en su caminar. Al pueblo de los Alemanes del Volga se lo conoce como Volk auf dem Weg (Pueblo del camino). Esto supone experiencias muy duras, avatares y problemas ingentes e inseguridades permanentes que surgen de su permanente caminar por el mundo. Y esto ha sido así, pues nunca aceptaron resignar sus principios y valores. Sin duda, existieron razones muy poderosas para entender cómo ha sido posible la permanencia, perseverancia y supervivencia de este pueblo. En primer lugar tenemos que citar su gran sentido religioso de la vida. De su fe han sacado fuerzas sobrehumanas para superar todos los problemas que les aguardaban en su camino. El cumplimiento de la voluntad de Dios, la guía de la Divina Providencia y la Esperanza Cristiana hicieron que este pueblo pudiera cumplir su destino.

Siguen cultivando y viviendo innumerables tradiciones destacándose formas musicales instrumentales y de canto que acompañaron por generaciones a este pueblo caminante. Para cada ocasión, alegre o no, existe una canción que todo el pueblo cantaba. De su pobreza vivida con toda dignidad, han surgido gran variedad de platos exquisitos en su peculiar cocina. Todo lo que se producía en el propio patio familiar con una enorme originalidad se convertía en verdaderas "delikatessen". Sus vestimentas, coloridas y sencillas han sido siempre una nota distinguida en su presentación.

  • De su Actualidad: Cumpliendo tareas y profesiones en todos los ámbitos de la vida comunitaria, este grupo de descendientes de inmigrantes se ha organizado en el año 1975, a nivel nacional en una Asociación Argentina de descendientes de Alemanes del Volga que ha tenido una enorme importancia en la construcción de la unidad, alrededor del cultivo de las tradiciones y valores legados por sus antepasados. Está organizada por Filiales que llevan a cabo sus actividades sociales y comunitarias en todo el país teniendo un Consejo Directivo Nacional, elegido por dichas Filiales y que tiene a su cargo las tareas administrativas y de relaciones institucionales. La A.A.D.A.V ha organizado festejos en ocasión del primer Centenario de la inmigración, en 1978, y desde allí se originaron innumerables actos, acciones culturales y festejos alrededor de las tradiciones y valores antes apuntados.

 
 
 
 

Biografía:

Más información: Consultas e informes al Tel: 753-3579
Asociación Argentina de Descendientes de Alemanes del Volga
Geraldo Preisz, Presidente