Basavilbaso. Nuestra historia... (Primera parte)

En la historia de Basavilbaso vanos hechos y circunstancias se conjugaron para dar como resultado la ciudad que hoy tenemos.

En primer lugar, debemos mencionar a los primitivos habitantes de esta privilegiada zona usada como punto de vigilancia y observación por su altura (62 msnm) que supera a casi todas las aledañas por encontrarse en la cima de la Cuchilla Grande [imagen].
En realidad, por falta de medios de comunicación y la poca actividad agrícola eran muy pocos. Existían, eso sí, pequeños grupos poblacionales dispersos en el área adyacente al actual ejido urbano.

Cementerio del Arroyo Calá- Vista exterior. Las tumbas del monte eran anteriores a 1850 y podría remontarse a la época de Pancho Ramirez.
Cementerio del Arroyo Calá (Vista exterior. Las tumbas del monte eran anteriores a 1850 y podría remontarse a la época de Pancho Ramirez.

Podemos enumerar al Campamento Militar, sobre el arroyo Calá (Campamento Calá [imagen])

Cementerio del Arroyo Calá. Tumba de Furgencia Quirno.
Cementerio del Arroyo Calá. Tumba de Furgencia Quirno.

que se remonta a la época del Gral. Francisco Ramírez y que se recuerda con un "monolito", visible cerca del Cementerio de Rocamora [imagen].

La estancia de Don Manuel Basavilbaso que fué heredado por sus hijos: Clemente, Domingo, Ramón, Clara Segunda, Adolfo Clementino, Dolores y Manuel, según se dice, tenía un puesto exactamente en este lugar, además cuenta la historia que Don Manuel, era asiduo concurrente a la pulpería [imagen] que existió en la manzana Nº 35 sobre la esquina noroeste, en la intersección de las actuales calles Belgrano y Urquiza, la cual se puede observar en la fotografía de la derecha.

Solar con restos de la construcción de la primera pulpería (según testimonios se instaló en la época de la construcción del ferrocarril (1887)
Solar con restos de la construcción de la primera pulpería (según testimonios se instaló en la época de la construcción del ferrocarril 1887)

Dicha estancia se encontraba muy cerca del campamento Calá, hacia el este del mismo. "El pueblito de los Antivero" al norte, la Estancia de Doña Dominga Recalde de Coronel, junto al arroyo Malo (1880), el Establecimiento de Doña María de la Paz Rodríguez de Zamarripa sobre el arroyo de la Cruz- etc. Todos ellos pertenecían al Paraje, ya conocido como, Basavilbaso en el siglo XIX, según mapa cartográfico del Sr. Inspector General de Colonias Don Guillermo Wilckens en su informe para el año de 1973. Estos habitantes fueron los beneficiados con el asentamiento de Estación Basavilbaso en el año 1997, además se cree que no fueron obreros de la empresa, pero si abastecedores de animales de tiro y alimento.

Los círculos eran utilizados para señalar los caseríos o lugares conocidos, en este caso en mapa a la derecha, se lo acompaña de la palabra "Basavilbaso". El autor pudo haber hecho referencia a la Estancia de la familia Basavilbaso, pero ubica el círculo sobre la representación de la Cuchilla Grande, lo que permite suponer que se refiere al lugar donde se levanta hoy nuestra ciudad. Según cuanta la historia allí se encontraba un puesto de referencia para el tránsito entre la Posta del Calá y la que se hallaba en la Costa del Gená.

Además se sabe de la existencia de una "gran palmera" [imagen] que servía como punto de referencia a los viajeros y que estuvo en pie hasta 1948.

Un gran impulso estuvo dado por una Ley de 1883 de construcción del Ferrocarril Central Entrerriano. Este debía partir de Paraná, pasar por Nogoyá, llegar a Rosario del Tala y desde allí saldrían ramales a Villaguay y Concordia, por el norte y Concepción del Uruguay por el este. Pero el proyecto que convertía a Rosario del Tala en punto de transferencia de las diferentes líneas fue desechado por inconvenientes técnicos.

Como debido a la autonomía de las locomotoras de la época se construían estaciones cada 10 o 15 Km, finalmente se decidió que los ramales para el norte, el este y el nuevo para el sur (hacia Gualeguaychú) se iniciarían en una Estación ubicada en el Km 222,445 llamada Gobernador Basavilbaso en honor a Clemente Basavilbaso (1841-1907).

Clemente Basavilbaso era Vicegobernador de Manuel Crespo y al morir éste asumió la Gobernación el 3 de Mayo 1887 dejándola el 1 de Enero 1891 con las obras terminadas.

El nombre de la estación se adoptó por Ley el 23 de Agosto de 1887.

A este punto del recorrido le correspondía una estación de 3ra categoría, con un edificio de 4 habitaciones (la oficina administrativa del Jefe, telégrafo, cocina y habitación de los peones) y un galpón para depósito de mercaderías, al que todavía podemos apreciar frente al edificio de control [imagen].

La actividad constructiva del ferrocarril posibilitó la formación del primer grupo humano con presencia permanente en la zona aledaña a la estación Calor. Basavilbaso, principalmente jornaleros italianos que terminaron arraigándose en los pueblos del trayecto. Este hecho queda demostrado por la gran cantidad de edificaciones con reminiscencias italianas que se pueden ver en la ciudad.

El primer tren pasó el 30 de Junio de 1887 y dicha fecha es recordada como el día de origen del pueblo.

Por problemas financieros, el Estado Provincial debió transferir el ferrocarril a manos privadas y fue tomado por "The Entre Ríos Railways Company Ltd.", de capitales ingleses, en 1892.

La Ley del 23 de Agosto de 1887 dio lugar a la celebración de contratos para realizar la traza de pueblos y colonias.

El primer proyecto [imagen] fue del agrimensor público Ventura Barreiro, en setiembre de 1888. El pueblo se ubicaba al sur de la vía Paraná-C. del Uruguay (actuales Barrios Oeste y Estrada), con una inclinación de 45º con respecto a éstas y al norte (lo que todavía se conserva) y que según normas provinciales favorecían la irradiación solar de la planta urbana durante todo el año. Este proyecto no prosperó por la oposición de la Soc. Anónima La Agricultora propietaria de las tierras.

continua...

Continuar con la página siguiente


© 02,BassoEnLaRed.com.ar
info@bassoenlared.com.ar