TESTIMONIOS DE JOSE LUIS DOSBÁ (CHICHÍN) (II)

 
 

Mas tarde se integraron: Mariel Florentino, Graciela y Negro Martí, Pirucha País y Alvino Gimenez, Raúl Gonzales, los hermanos Argalás (José y Nélida), Alejo Perez, Pocha Tomassi, los hermanos Rojo, Carlos Cerrillo, Osvaldo Guerschanik, Barret, Ester y Mary Favre, Norma Minkevich, las mellizas Hiquis, Andrés Roldán, Julio y Daniel Fournier, Traverso.

A la Peña se le dio el nombre de Calá por un cacique indio que habitó en la zona en tiempos pasados.
Desde entonces la Peña realizó actuaciones artísticas llevando el mensaje folklórico a festivales, escuelas, clubes, actos, etc.

Beba y Mauricio Yanquelevich, un matrimonio de Basavilbaso nos invitaron al campo, a su casa; daban una cena con motivo de la visita de Claudio Martínez Paiva, destacado poeta gaucho entrerriano.

Allí estuvimos los integrantes de la peña, solo faltaron las hermanas Favre (Esther y Mary) quienes eran sobresalientes cuando bailaban, cantaban o con la gracia de relatar cuentos o recitar, se destacaban del grupo y eran muy aclamadas y aplaudidas por el público.
Hubo quizás malentendidos o envidias y el resto del grupo se enojó con Potoca Ceballos por la actitud hacia las hermanas Favre.

Esa noche fue de primera, recuerdo que Don Claudio, junto al hogar nos decía "ya no sirvo pa'tero se me enfrían las patas".
Por ese tiempo también dediqué al deporte con gente de Atlético (Cristóbal, Ramos, Carpenco, Scheneroff) organizamos festivales de box. Realicé 4 peleas en peso gallo después abandoné.

Ingresé como preparador físico en el Club Peñarol. Después pasé a Barrio Oeste, allí se había formado un plantel de Básquet donde jugaban: Ramón Prado, Coca Traversa, Flaco Orosco, Luiyo Ponce, Hugo Amarillo, Lito Gregoraschuk, Vasquito Amarillo, y uno de fútbol con: Orosco, los hermanos Ponce, Prado, Hugo Amarillo, los Mora, Traversa, Gregoraschuk, Néstor Gorge, Amarillo (Hijo de Nélida la partera).

Más tarde colaboré en la organización de bailes de carnaval de Ramsar Juniors. Contábamos con la mejor orquesta de la zona "Montecarlo", característica dirigida por Guillermo Marinelli. A veces la contrataban en Tala y nuestros bailes fracasaban. Pedí permiso a la Comisión y organicé los Carnavales Rojos con Carlitos Cosquero y orquesta de Gualeguaychú, todo un éxito.

Al año siguiente fueron Carnavales en París, nuevamente con la orquesta "Montecarlo" y renové el éxito.
Solicité entrada sin cargo para 20 pibes y realizamos una réplica de la Tour Eiffel de varios metros de alto. Una orquesta tocaba arriba y la otra en un barco junto a un muelle por donde la juventud pasaba bailando.

Otro año hice un dragón, entraban por la boca y pasaban por el cuerpo, por fuera tenía luces de colores y por dentro se encontraban con hilos y obstáculos graciosos.

Todos los disgregados de la Peña Folklórica Calá decidimos tomar otro rumbo.
Una amiga de Ester Favre, Julia García Vizcaya, estaba en Cultura en Paraná y abocada a la organización de la Pre-selección de Folklore para ir a un festival en Río Hondo, pero debía ser una institución quien la organizara en cada lugar. Invitamos a 50 personas y al Coro Magnificat, del cual Ester era integrante. De esa reunión, realizada en el Salón de la Fraternidad nace otra Peña. Debíamos votar el nombre que llevaría, por mayoría recayó en "Semblanzas Gauchas", idea original de Alejo Perez, integrante del Coro.
Se formó la primera Comisión Directiva con:
Presidente: Alejandro
Secretario: Ronaldo Piccini
Tesorero: Ricardo Paredes
Secretaria de Cultura María Ester Favre
Otros integrantes José Luis Dosbá, Aurelio Torrilla, Antonio Chistick, Rubén Billordo, Raúl Gonzalez, Orosco (Más nombres y datos en el Libro del Centenario de Basavilbaso)Informe de quien transcribe el trabajo.

En ambas Peñas se realizaban muchos festivales y domas en la Feria ganadera de la firma rematadoraa Restoy y Fisher (de Gualeguaychú) que se hallaba en un terreno detrás del Hospital Sagrado Corazón de Jesús.

Recuerdo un accidente organizado por la Peña Folklórica Calá. Estaba Don Trisca, el jinete sobre el animal cuando el potro se clavó de manos y lo hizo pasar por el cuello y quedó colgado de los estriberas, boca arriba- quizás ya veía la muerte.

continua...