TESTIMONIOS DE JOSE LUIS DOSBÁ (CHICHÍN) (Parte I)

 
 

Fue una persona que trabajó mucho por la comunidad de Basavilbaso, en lo social y en lo cultural, por eso es valioso el testimonio de su paso por nuestro pueblo.

"Llegué a Basavilbaso el 5 de enero de 1950 para trabajar en el ferrocarril como mecánico tornero, contaba con 18 años cumplidos. Cuando la empresa era una potencia y en Basavilbaso era grande la familia ferroviaria, me alojé en la casa de una hermana (Mavicha) casada con Urroz, domiciliado en calle Saenz Peña Nº150.

Recuerdo mi llegada a la ciudad en el tren que había partido de Paraná y que yo tomé en Nogoyá. A medida que se aproximaba a la estación veía a su paso luces verdes, rojas, todo muy iluminado y a la algarabía de la gente que en gran número se encontraba reunida allí brindando un hermoso espectáculo. (Yo creía que me esperaban a mí) pero en esa época y por mucho tiempo era placentero ir a mediodía y de noche a p0asear a la estación a mirar el tren.

Primera salida: fui a la plazoleta donde concurrían muchas personas. En aquel entonces circulaban las mujeres hacia un lado y los hombres hacia el otro lo llamaban "la vuelta del perro". Allí encontré a un amigo de Victoria que tenía familiares aquí, era Lito Katz. Me presentó a sus amistades Marcos Antik, Guilcho Abramovich, Ianke Matzkin, Nené Maravankin, y ellos me introdujeron en la sociedad de Basavilbaso.

Un toque de suerte y me resultó fácil, pues me gustaba mucho el baile. Me hicieron socio del Club Atlético e integré el plantel de fútbol del mismo. Fui invitado a integrar la Comisión organizadora de espectáculos y fiestas, con Cacho y Pirulo Tomassi, Amanda Perotti, Marina (Coca) Traversa, María Gloria (potoca ) Ceballos, Beatriz (Quiquí) Traversa, Uchi Ceballos, Jorge Sander, Joaquín (Cacho) Volcoff, una señorita Villanova, Josefa Lagocen, Rosa y Cuchi Marivankin, Esteban Cordiello y otros.
La Comisión Directiva del Club estaba integrada por: Carpenco, Ramos, Saldivia, Hiquis, Cristóbal, Arcusin, Scheneroff. Comenzamos a organizar bailes dominicales en el Club.

Recuerdo uno de "Carnaval de invierno" decorado con copos de algodón que colgaban del techo y globos blancos que daban apariencia de nieve, quedó hermoso y fue un verdadero éxito.

El 12 de octubre de 1952 organizamos el primer festival folklórico en el Cine Esmeralda propiedad del Sr. Fresler.Yo, ya sabía bailar danzas folklóricas y zapatear. Había llegado a la ciudad un muchacho de apellido Gimenez (Avelino) oriundo de Nogoyá, venía de trabajar en el Molino, también conocía de Danzas. Con la ayuda de la revista "Mundo infantil" que traía en todos los números una danza con su coreografía y lugar donde se baila, pensamos en armar un cuerpo de danzas.

Entonces ¡Manos a la obra!, formamos un grupo de bailarines con Potoca, Chuchi y Nito Ceballos, Coca y Quiquí Traversa, Cardielo (de Vialidad), Angel Rupani, Gimenez, yo, Nancy y Beba Ramos, Pirucha País, las hermanas Galarza y como nos faltaba un varón a Chuchi la vestíamos de gaucho.
La noche del Festival vendimos números de rifa de un cordero que nos habían regalado. Recuerdo que Sheneroff era especial para los "remates". Entramos el cordero al salón atado con una soga y fue echando bosta por toda la pista, fue la nota graciosa del festival.

Posteriormente planificamos hacer teatro, pero se postergó para otra etapa.
Ese primer festival dejó como saldo y mensaje positivo la idea de fundar una peña folklórica. María Gloria Ceballos (Potoca) invitó a un grupo de personas: varios maestros de la Escuela Nº58 hoy 91 "La Pampa", Amanda Perotti, Samuel Benzaquén, Griselda Villareal, Lito Ratto, además Coca y Quiquí Traversa y otras personas.
Se funda la Peña el 16 de agosto de 1954.

Ensayábamos las danzas en la casa de la familia Ceballos o en la escuela.

continua...